prev. next
J+D Boda con aires tropicales

Hace unos meses, el Líbano y Gran Canaria se unieron para siempre rodeados de palmeras, piñas, cactus, flores de colores y mucho, muchísimo amor.

Joana y Damian se dieron el ¡Si quiero! en la Iglesia de Teror en Las Plamas de Gran Canaria rodeados de toda su familia y amigos que vinieron de todas las partes del mundo.

Nosotras fuimos las encargadas de que todo saliese perfecto, nos encargamos de la organización, coordinación y de nuestra parte favorita… ¡la deco!

Cuando planteamos juntos la boda lo teniamos claro, no queríamos nada que fuese clásico, ni lo habitual, queríamos colores y obviamente algo tropical. Para hacerlo realidad, decidimos hacer uso de piñas doradas (fueron más de cien piñas las que tuvimos que pintar en el patio de casa, casi nos intoxicamos con el spray pero valió la pena porque el resultado fue increíble!), cactus, suculentas y montón de flores de colores llamativos.

 

Y que deciros de ellos… desede luego, Joana y damian no son una pareja al uso, él es surfero profesional y ella lo acompaña surcando las olas por todo el mundo. Cuando los conocimos sabíamos que nos llevaríamos genial, ellos son un poco como nosotras, desenfadados, sencillos, con ganas de comerse el mundo y sobre todo con ganas de pasárselo bien.

La ceremonia fue preciosa y muy emotiva, menos mal que habíamos preparados unas cestitas con pañuelos para las lagrimillas de la felicidad… ¡no quedó ni uno! Al terminar la ceremonia, una Rondaia de canto y baile regional deleitó a todos los invitados, la verdad estuvo genial.

Cuando los invitados llegaron al lugar de celebración les esperaba un rico cóctel de bienvenida en la caravana mientras las chicas protegían sus tacones con llellés. Durante el cóctel un mago sorprendía con unos trucos buenísimos con fondo musical de dabke en honor a la novia.

Poco a poco, el sol se despidió dando paso a las estrellas y fue encontces cunado las luces se encendieron… mágia, pura mágia. Montón de bombillas de filamentos colgaban encima de las mesas que estban rodeadas de puestecitos de comida con show cooking incluido.

La fiesta final no fue menos, todos bailaron y cantaron hasta las 5 de la madrugada…

Nunca olvidaremos esta boda, ni a los invitados y por supuesto a los novios que en breve ya no estarán solos…

 

El lugar: Finca Los Naranjos

Las fotos las hizo: Don Bringas

La luz la puso: Proevento

El Catering fue: El Gaucho Patagónico

El vídeo fue obra de: Sonorité

Con las flores nos ayudaró: El Arriate

Organización & Deco: Mariposas Blancas

prev. next